+34 976 92 53 10 hola@clasedigital.es

8-26 de enero: Curso de Contenidos y Formatos digitales

Seleccionar página

Diseñar y crear una página web es mucho más fácil de lo que imaginamos. Cada vez más, los usuarios de Internet se plantean la posibilidad de tener su propia web. Tanto si es para uso personal como si es para un negocio online, es innegable que le podemos sacar beneficio – llamémoslo tráfico, relevancia, clientes e ingresos-, ¿Por qué no?

Razones por las que un negocio ha de tener una página web

En los últimos años la necesidad de tener presencia en la red ha ido aumentando de manera que hoy en día, se ha convertido casi en una auténtica obsesión para algunas empresas. Internet ha dado un giro total a la manera en que se solían hacer los negocios antiguamente. Y es, por eso, por lo que las empresas quieren contar con todos los beneficios que proporciona tener dicha presencia online, es decir, las ventajas que ofrece el contar con una pagina web.

Tener presencia en Internet supone una gran oportunidad para los autónomos, las PYMES y, naturalmente, también para las grandes empresas.

Contar con una página en Internet significa que podemos ser visibles en los buscadores, que

Cualquier usuario de cualquier país del mundo puede acceder a nuestros productos o servicios en algún momento del día.

Nos proporciona también cierta credibilidad ante los potenciales clientes, nos facilitará un contacto más directo con ellos, lo que nos ayudará a llegar más fácilmente a una captación y fidelización de los mismos y nuestra reputación de marca se verá mejorada a la vez que nuestras ventas.

En definitiva, tener una página web supone que nuestros clientes potenciales van a conocer nuestra empresa y van a tener acceso a todos nuestros productos y servicios.

Por esta razón hemos de proporcionarles toda esta información dentro de un entorno lo más atractivo, agradable de uso y experiencia posible. ¿Cómo? Cuidando todos los detalles al máximo: logo legible, mapa de ubicación física, datos de contacto, redes sociales, fotografías de calidad, contenido atrayente, facilidad de navegación en cualquier dispositivo y otros muchos aspectos.

¿Blog, tienda online o página web?

Cuando hacemos una búsqueda en Internet, lo primero que observamos es que ya casi todo el mundo tiene presencia online. Sobre todo, nuestros competidores directos. Se intenta buscar una relación más directa y personal con los usuarios, mucho más que contar con una simple página en Facebook o un perfil en Twitter.

Ahora que ya estamos decididos a lanzarnos al mundo digital nos surge la pregunta :

¿Página web, tienda online o blog?

Hay que diferenciar cuál es nuestro objetivo y para qué uso vamos a utilizar el espacio web. Además, tenemos que saber las diferencias entre página estática y página dinámica.

desarrollo pagina web¿Necesitamos tener conocimientos previos para el desarrollo, diseño y creación de una página web?

Una vez tenemos los conceptos claros, nos ponemos manos a la obra. Pero ¿Cómo lo hacemos?

Esta es la primera pregunta que nos vamos a formular. Dependiendo de la funcionalidad que le vayamos a dar a nuestra página, decidiremos si nos decantamos por un entorno de desarrollo web (IDE – Integrated Development Environment) a medida y partiendo desde cero, o usar un gestor de contenidos (CMS – Content Management System) que nos va a permitir crear y administrar la página de una manera muy sencilla y con resultados muy profesionales.

Eligiendo un entorno de desarrollo web

Si contamos con conocimientos de programación, seguramente nos decantaremos por un entorno de desarrollo web y no usaremos ninguna plataforma. Teniendo en cuenta el tipo de lenguaje de programación que vamos a utilizar (HTML, CSS, PHP, JavaScript) podemos ayudarnos de una serie de herramientas basándonos en las opciones que estas nos ofrezcan como:

  • Mejora de la visibilidad al colorear la sintaxis.
  • Que permita insertar snippets o trozo de código.
  • Poder usar plantillas o templates.
  • Función de autocompletado del código.
  • Búsqueda y reemplazo del código.

Por nuestra propia experiencia os recomendamos:

Crear desde cero una web requiere tener algo de experiencia y requiere también dedicarle tiempo. Si lo que nos falta es eso, tiempo, podremos decidirnos por utilizar otro tipo de herramientas que nos resulten de más fácil manejo y no empeñemos tanto tiempo al confeccionarla.

Eligiendo un gestor de contenidos

Un gestor de contenidos o CMS es un programa que nos va a facilitar y mucho la vida a la hora de crear y administrar nuestra primera página web. Y lo mejor de todo es que no necesitamos contar con conocimientos en programación. 

¿Por qué necesitamos un CMS y que beneficios nos va a aportar?

Cada vez más la mayoría de las empresas, y sobre todo los autónomos o PYMES prefieren gestionar por si mismos el contenido que se publica en su página web. Y es, por ello, por lo que contar con un buen gestor de contenidos se hace indispensable.  En el momento de la elección hemos de pensar cuales son nuestras necesidades que necesitamos cubrir.

Un CMS va a ser el motor que haga funcionar nuestra web y es el gran panel de control desde dónde la vamos a dirigir.

Trabajar con este tipo de herramientas nos va a permitir:

  • Al ser un entorno intuitivo, es fácil de entender y de utilizar.
  • No tenemos que saber de programación.
  • Podemos usar una serie de plugins a modo de extensiones que nos van a ayudar en las publicaciones.
  • Actualización de los contenidos en cualquier momento.
  • Personalización total y sin necesidad de necesitar un programador web.
  • Contar con una biblioteca de medios audiovisuales perfectamente ordenada.
  • Podemos administrar la participación de los usuarios y sus comentarios.
  • Ayuda con el posicionamiento SEO.

¿Qué gestor de contenidos instalar y tipos?

Como ya hemos comentado, un gestor de contenidos va a ser el motor que va a mover la página web y dependiendo de qué uso que le vayamos a dar a nuestra web, elegiremos un tipo u otro de CMS.

Para crear desde cero una pagina web son muy recomendables por su facilidad y por sus más que buenos resultados. Los CMS más conocidos son:

WordPress, siendo el más popular actualmente. Es de muy simple aprendizaje y el resultado es muy profesional. Existen dos versiones:

  1. com es la versión gratuita y permite crear un sitio web en muy poco tiempo. Se puede personalizar – limitadamente- con plantillas predefinidas, crear menús personalizados y poco más. No permite la instalación de plugins, y nos generara una URL del tipo /wordpress.com, que previo pago de una cantidad podremos retirar. Esta es la perfecta opción para quienes están empezando y desean centrar su esfuerzo en la creación de contenido sin preocuparse tanto por el diseño.
  2. org es la opción más profesional en cuanto a diseño y opciones de funcionalidad. Nos va a proporcionar un mayor dominio además de una URL personal y un hosting dónde alojarla. Dispone de unas plantillas premium que van a ofrecer un resultado totalmente profesional y muy atrayentes para el usuario. Además, se dispone de una gran cantidad de plugins que nos van a ayudar a la edición de contenidos, con el posicionamiento SEO, la seguridad y muchas cosas más.

Blogger fue uno de los primeros gestores de contenido y pertenece a Google. Está más recomendado a principiantes y no resulta muy profesional.

Joomla, es una plataforma open source – software libre – y la podemos usar gratuitamente. Después de WordPress es la más recomendable y dispone también de numerosas plantillas y plugins.

Drupal es otro de los CMS también más utilizados. Es algo más difícil de usar que los anteriores, lo que no le resta posibilidades.

Moodle es un gestor de contenidos para crear cursos online y trabajar en plataformas con alumnos. La usan muchos institutos y universidades y es de también de código abierto.

Magento es una plataforma open source que permite la creación de tiendas online. Es muy popular y permite control de las funcionalidades a la vez que es muy flexible de uso. Permite elegir entre una gran variedad de plantillas gratuitas o de pago. Admite la administración de catálogos y es de fácil uso.

Prestashop es uno de los gestores de contenido también especialmente para el desarrollo de tiendas online. Es uno de los más usados junto a WooCommerce de WordPress, por no decir el más usado. Dispone de un gran numero de plantillas descargables y de pago. También es de código abierto y sus numerosas funcionalidades también son gratuitas. Admite diversas pasarelas de pago como Paypal, Google, Redys, Servired entre otras.
plantillas pagina web

 Nombre de dominio y servicio hosting o alojamiento

Una vez que ya nos hemos decidido a lanzarnos en el mundo de internet y que contamos con la plataforma adecuada para nuestro proyecto, llega el momento de buscar un nombre y, sobre todo, buscar un alojamiento o hosting en un servidor.

Para tener presencia en internet, a parte de todo lo que os hemos explicado anteriormente, hacen falta dos requisitos fundamentales:

Contar con un nombre de dominio – o cómo nos llamamos en el mundo online-.

Para poder circular por internet, necesitamos disponer de un nombre de dominio por el que los usuarios internautas nos puedan encontrar – algo así como nuestro nombre y apellidos, pero virtuales-. Dicho dominio hay que comprarlo y existen diferentes proveedores que nos van a facilitar esta labor. El que dispongamos de un nombre de dominio propio da un aire más profesional a nuestra web de cara al posible cliente. Siempre será más atrayente y fiable un minegocio.es que minegocio.sitiosgratis.com.

Los nombres de dominio se dividen en tres categorías:

  1. De primer nivel o superior genéricos, donde entran terminaciones tipo: .com para sitios comerciales, .net para empresas de internet, .org para organizaciones sin ánimo de lucro, .info para sitios informativos o .biz para sitios de negocios.
  2. De primer nivel o superior geográfico, que se componen de dos caracteres y son los usados por países. Ejemplos: .es para España, .uk para Reino Unido, o .fr para Francia.
  3. Dominios de tercer nivel son lo que resultan de combinar los dos anteriores. El alcance queda limitado al territorio dónde se utilicen. Algunos ejemplos son: com.mx para entidades comerciales en México.

Comentar también que podemos incluso crear nuestra propia extensión gracias a los nombres de dominio personalizados.

Algunos consejos que os podemos ofrecer para la mejor elección del nombre de dominio: Intentar que aparezca alguna de nuestras palabras clave, lo que va a influir en el posicionamiento SEO de la web, que sea un nombre fácil de entender y recordar – y sobre todo de deletrear-, evitar que el nombre lleve guiones o letras mayúsculas y mejor de una longitud corta, mejor que tener mas de 20 caracteres.

Contratar un buen proveedor de hosting

Ya contamos con un nombre por el que circular por internet y ser vistos, el siguiente paso es disponer de un lugar donde alojar nuestra web. Es decir, necesitamos un lugar dónde irán almacenados todos los archivos – texto, imágenes, vídeos, código etc.- que conforman nuestra página web y que hacen que pueda ponerse en funcionamiento. – a modo de una alacena virtual.

Necesitamos lo que se llama, un hosting o espacio en un servidor que nos va a proporcionar una empresa para el alojamiento de todos los archivos que componen nuestro sitio web. Por ello, es algo muy importante y que no debemos dejar en las manos de cualquiera.

Existen cuatro maneras de contratar este tipo de servicios: disponer de un servidor propio y dedicado 100% a nuestra web – sería lo apropiado, pero a un mayor coste económico; un VPS o Virtual Private Server donde se dispone de un control casi total del servidor, sin recursos compartidos; hosting compartido con otras empresas donde el rendimiento de nuestra web dependerá de los recursos que consuman las demás y que queda fuera del nuestro control; y, por último, el hosting cloud, un tipo de alojamiento muy popular desde que Amazón  (https://aws.amazon.com/es/about-aws/) lo pusiera de moda. Aquí se contrata un servicio, que estará dedicado a nosotros totalmente. Son tipo granjas de servidores, y puede suceder que para nosotros entren en escena más de un servidor, pero sin afectar en el resultado final que es el de ofrecernos un espacio privado para nosotros.

Cuando hayamos decidido qué tipo de alojamiento vamos a contratar, nuestras recomendaciones son:

  1. Cantidad que vamos a destinar al mes para el alojamiento.
  2. Si nuestro sitio es sencillo, no importará contratar servicios más económicos, pero si es una tienda online, siempre recomendamos invertir en un alojamiento mejor.
  3. La capacidad de alojamiento que vamos a disponer. Preferiblemente mayor de 1Gb. para no tener problemas a la hora de instalar plantillas, imágenes o videos.
  4. La velocidad y capacidad de tráfico del hosting. Un servicio rápido nos beneficiará a la hora del posicionamiento SEO por la rápida carga de nuestra página web.
  5. Contar con un servicio técnico de ayuda, en casos de duda o de problemas que puedan surgir.
  6. Contar con copias de seguridad, que nunca se sabe…

diseño pagina webDiseño de una página web y elección de temas

Ahora que ya contamos con un nombre – visibilidad online-, un hosting – alojamiento de nuestros archivos, unas herramientas con las que empezar a trabajar en nuestro proyecto – gestor de contenidos-, sólo nos queda por definir qué diseño queremos para nuestra web.

La elección de unos objetivos son un elemento clave a la hora de lanzar nuestro proyecto online.

¿Qué queremos conseguir? ¿A quién va dirigida nuestra web? ¿Local o internacional?

Puede que parezca una tontería, pero hacernos preguntas de este tipo harán que no perdamos tiempo, esfuerzo y, sobre todo, dinero.

Definiendo contenidos

¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?, pregunta del millón…

¿Definimos antes el diseño o pensamos que contenidos e información queremos publicar y en base a estos diseñamos la web?

Una vez que hayamos resuelto el misterio, es hora de diseñar la arquitectura de nuestro sitio web utilizando para ello:

  • Una hoja de papel y un boli – al modo antiguo.
  • Herramientas de wireframing o prototipos de cómo quedará nuestra web y que no requieren mucho tiempo en diseño.
  • Mockup o fotomontajes que nos van a ayudar a visualizar cómo quedaría la web sin necesidad de publicarla.
  • Usar Photoshop para quien sepa y lo domine.

Elección de plantillas

Nuestro proyecto va viento en popa y ya sabemos qué queremos y de qué manera lo queremos. Es hora de ponerle cara y color. Y esta es la parte más amena y divertida, por así decirlo de todo el proceso. Es un momento decisivo en el que vamos a dotar a nuestra página web de una imagen que van a ver millones de usuarios en internet. Y si la elección es buena, hará que muchos de ellos se queden y se conviertan en potenciales clientes.

Cuando hemos hablado de WordPress y de los otros CMS, hemos comentado que disponían de plantillas gratuitas y de pago para personalizar nuestra web. Unas serán más funcionales que otras, pero siempre encontraremos aquella que nos agrade, que se adapte a nuestros objetivos fijados y que cumpla la función que hemos determinado para nuestra web. Recordar también que son personalizables y que podemos usar una infinidad de extensiones o plugins para hacerlas más amigables y fáciles de uso.

A partir de aquí, ya iremos dando forma a nuestro proyecto de web 🙂

Personalización de nuestra página web: Creando páginas y contenido

  • Definir las pantallas de nuestra web.
  • Diseñar los menús de navegación, ya que no queremos que los internautas se queden en la Home y se genere tráfico hacia el blog o hacia la o las páginas de productos.
  • Personalizar cabeceras, títulos, cuidar el logo y sobre todo usar imágenes de calidad.
  • Elegir cuidadosamente los colores y la tipografía.
  • Instalar extensiones o plugins.
  • Crear un archivo robots.txt y sitemap.xml

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies